1. Democratización de los Gobiernos Regionales, mediante la elección directa del Intendente y los Consejeros Regionales (Órgano Ejecutivo del Gobierno Regional);


2. Mayores competencias para abordar el desarrollo regional;


3. Mayores recursos que permitan incrementar el porcentaje de Inversión de Decisión Regional


4. Financiamiento Regional